Flexibilidad horaria laboral

Flexibilidad horaria laboral

En un modelo empresarial cada vez más cambiante se hace imprescindible subirnos al carro de hacer mejoras en la empresa. Y es que el paradigma que existía hace 20 años indudablemente ha cambiado. Y parece que el que existía hace 5 años también. Las empresas quieren mejorar sus resultados año a año, en general vender más y obtener mayores beneficios. Pero no es una cuestión exclusiva de las empresas, los trabajadores también quieren prosperar. Hay una tendencia global a que los empleados se quieran sentir realizados y tener mejoras en su trabajo. La más habitual es una mejora salarial pero los trabajadores también son conocedores de los límites económicos que existen sobretodo en PYMES. Como alternativa, una de las mejoras más demandadas en los últimos tiempos es la flexibilidad horaria ya que permite al trabajador compaginar mejor su vida laboral y personal.

¿Por qué tener flexibilidad horaria?

Tener una rutina nos ayuda a llevar un ritmo de trabajo y optimizar las tareas que desarrollamos, digamos que nos especializamos en hacer esas tareas. Pero si a esto le añadimos flexibilidad horaria para mejorar la calidad de vida del trabajador podemos conseguir reducirle algunas preocupaciones. Como consecuencia, conseguimos que el trabajador desarrolle su trabajo más centrado y, probablemente, mejor. Y es que a nadie le gusta tener que ir a toda prisa a los sitios porque los horarios están tan apretados que le hacen llegar tarde a todos sitios. Vamos, que nos faltan horas para hacer todo lo que queremos hacer en un día. Quizás es un error de planificación de los seres humanos en general, que queremos hacer mil cosas cuando tenemos tiempo para hacer diez, pero no vamos a entrar a valorar todo lo que hacemos mal.

Según estudios realizados, la demanda de flexibilidad horaria laboral es una tendencia alcista. Centrándonos en un estudio reciente realizado por Deloitte a 300 jóvenes españoles, podemos observar que el 19,2% de considera muy importante que la compañía ofrezca la posibilidad de conciliar la vida personal y profesional.

Como empresa, la consecuencia de no tener un sistema de flexibilidad horaria es que competimos con menos ventajas que otras a la hora de ofrecer un puesto de trabajo. Ya no solo para atraer a los trabajadores con mejores aptitudes, sino porque también podemos tener una fuga de talento. Y si la flexibilidad horaria mejora la satisfacción de los empleados éstos estarán de mejor humor, cosa que repercutirá positivamente en el ambiente laboral y en la atención que tengan con los clientes.

flexibilidad horaria

¿Siempre es posible tener horarios flexibles?

La respuesta rápida es no. Pero es matizable, quizás no siempre es posible pero sí se debe valorar si merece la pena. Existen trabajos donde las tareas a desempeñar implican tener una rigidez horaria, donde ser variable es imposible por cuestiones de atención al cliente o el desarrollo de la tarea afecta directamente a otros empleados. Pero valorar esta cuestión y buscar soluciones para implementar un sistema con flexibilidad horaria puede dar un beneficio tanto a trabajadores como a la empresa. A veces es más sencillo de lo que parece, se trata de abrir la mente a posibilidades como tener un trabajador polivalente que pueda suplir en momentos determinados otro puesto o establecer unas horas centrales donde todos los empleados trabajan juntos y el inicio/fin de jornada sean independientes de los demás.

Tengamos también en cuenta que al principio es complicado que trabajadores y empresas se adapten a un sistema de flexibilidad horaria. No es sencillo para ninguna parte, se necesita un tiempo para acoplar esa libertad sin que perjudique a la producción. Utilizar el sentido común, ser conscientes de las dificultades antes de implementar el sistema y comunicarse facilitará que no haya malentendidos.

Beneficios de la flexibilidad horaria

Es común pensar que la flexibilidad horaria es una cuestión que solo disfruta el trabajador. Nada más lejos de la realidad, las empresas también se benefician de esa flexibilidad horaria. Incluso a veces se aprovechan. En no pocas ocasiones, la excusa de tener esa flexibilidad permite a la empresa disponer del trabajador en horas poco habituales. Quién haya utilizado un sistema así sabrá que acaba trabajando en horas de su tiempo personal en más ocasiones de las que le gustaría y haciendo horas de más. Aunque esto no es exclusivo de un horario flexible, ocurre con mayor frecuencia y se valora menos porque el empresario se escuda en que para eso está la flexibilidad horaria.

También los jefes pueden pensar que una jornada laboral con flexibilidad horaria puede hacer que los trabajadores hagan y deshagan a sus anchas trabajando menos horas de las que debieran. Es posible que haya trabajadores que ante una situación así se aprovechen y recorten minutos puesto que se permite entrar o salir según decisión propia. Es por ello que tener un sistema de control horario beneficia a ambas partes, nadie saldrá perjudicado puesto que el registro nos dará con veracidad las horas trabajadas. Una aplicación de registro de jornada laboral como Vimppo os ayudará a obtener esos datos.

Os esperamos pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A continuación:

Trabajadores con distinta jornada laboral

Trabajadores con distinta jornada laboral