Liderazgo, una cualidad necesaria en cualquier organización

Liderazgo, una cualidad necesaria en cualquier organización

El éxito en los deportes de equipo es compartido. Cada jugador tiene su papel y aporta su granito de arena para obtener un buen resultado. Pero existen dos figuras fundamentales para conseguir el éxito. Una es el entrenador porque con sus decisiones encamina al equipo, para bien o para mal. La otra es el líder. Suele coincidir con la figura del capitán aunque no siempre es así. Es una persona que motiva y empuja a los demás a obtener buenos resultados. Pues bien, en las empresas ocurre algo similar. El liderazgo es importante para cualquier organización de personas ya que ayuda a mantener el rumbo. Da igual que sea una empresa, un equipo, una orquesta, una cooperativa, una asociación o cualquier agrupación de personas con un objetivo común.

Qué es el liderazgo

El liderazgo es la capacidad que tienen determinadas personas para influir en los demás en su forma de hacer o actuar. El objetivo suele ser que el grupo de personas actúen de la forma más eficiente y correcta posible. Como consecuencia se consigue alcanzar las metas deseadas o acercarse a ellas.

En ocasiones, se confunde el liderazgo con mandar. Este error se comete porque históricamente el papel de líder lo tenía el jefe, dirigente o gobernante y lo aplicaba con su criterio sin dar posibilidad a los demás de aportar su opinión. De hecho, aún en la actualidad ocurre en algunas empresas. Pero, por suerte, cada vez existe mayor conciencia de que el liderazgo es una actitud distinta con la que se obtienen mejores resultados que con la imposición.

Cómo es un buen líder

Grandes corporaciones han tenido buenos líderes que han llevado a los equipos de trabajo a buen puerto. Sin ello, hubiera sido imposible crear un imperio de la nada. Los líderes de empresas recientes tienen características en común que son las que les han hecho triunfar en sus proyectos. Veamos algunas de ellas:

  • Saben transmitir perfectamente su idea al resto de la organización.
  • Debaten su criterio con otros integrantes del proyecto. Así los demás tienen el punto de vista que él tiene y les da oportunidad de hacer propuestas.
  • Tienen buena capacidad de gestión de grupos.
  • Se caracterizan por tener un alto conocimiento del proyecto que llevan a cabo y qué rumbo deben darle.
  • Ayudan al resto del equipo cuando surgen dudas o complicaciones.

Cuando una empresa tiene un buen líder se nota en muchos ámbitos. Los trabajadores se sienten bien porque tienen un buen guía. Existe un buen ambiente de trabajo. La productividad es alta. Los conflictos se resuelven rápidamente y de forma poco traumática. Los objetivos son claros. Los trabajadores tienen un buen desarrollo personal que repercute positivamente para afrontar nuevos retos. Y podríamos seguir hablando de beneficios pero sobretodo se nota cuando el liderazgo lo asume alguien con pocas cualidades. Ahí la cosa cambia y sin causa aparente las cosas van a peor.

liderazgo

Cualidades  de buen liderazgo

Seamos claros, no todo el mundo puede ser un buen líder. Igual que no todo el mundo puede levantar una pesa de 50KG. Existen personas con cualidades innatas para liderar. Otras personas serán buenas en la ejecución de tareas. A pesar de ello, con voluntad y formación podemos llegar a mejorar las cualidades de liderazgo. Y si tenemos buenas cualidades y además intentamos desarrollarlas mejor que mejor.

La iniciativa es indispensable para un líder. La capacidad de hacer propuestas y llevarlas a cabo hace de él un valor para la empresa.

Afrontar problemas en lugar de pasarlos a otro. Si él inicia el proceso de solución el resto del equipo le seguirá. Si, por el contrario, evita los problemas pasándolos a otro el equipo se verá alejado de él y perderá autoridad.

Una buena comunicación es fundamental. El liderazgo requiere de una persona concisa, que lo que explica quede claro al equipo. Sin ello, puede que las malinterpretaciones lleven los proyectos a la deriva.

Debe tener capacidad de negociación. Cuando se debaten los problemas con el resto del equipo debe saber negociar sus propuestas. Incluso a veces ceder en algunas ideas puede reforzar su imagen de cara a los compañeros.

Saber reconocer los errores. Si un líder propone algo poco coherente y se aferra a llevar la razón puede penalizarle. Saber dar un paso atrás le honrará pero la testarudez le restará credibilidad en el futuro.

Una buena capacidad de motivación es muy interesante. Tener un equipo con máxima implicación en el trabajo ayudará enormemente a obtener buenos resultados. La empatía hace ver a un líder como uno más, no como alguien superior. El resto de compañeros se sienten más arropados si se sienten comprendidos. Esto facilita la integración de las personas y su bienestar.

Tipos de líder

Una persona carismática tendrá disposición de buen líder. Faltará que su gestión de ideas sea correcta y sepa dirigir equipos de personas. Incluso en una empresa pueden existir varios líderes. Personas con cualidades diferentes que aportan valor en distintos ámbitos. Cada sección de una empresa puede estar liderada por una persona especializada en su trabajo. Esto es aún más enriquecedor al enfocarse en grupos más pequeños y especializados.

Igualmente importante es la coherencia entre el dicho y el hecho. Dar consejos al equipo es positivo. Pero un buen liderazgo implica predicar con el ejemplo para multiplicar su capacidad de llegar a los demás. Y es que los humanos tenemos tendencia a imitar. Nos ocurre desde pequeños. Por tanto, la tendencia del equipo será imitar al líder. Entonces un líder trabajador, con ganas de mejorar, con ánimos de ayudar, honrado y con implicación en el proyecto tendrá muy probablemente un equipo con esas mismas características. Y al contrario! Si tenemos un líder vago, que prefiere pasar los marrones a otro y que intenta evitar los cambios es posible que nuestro equipo tenga malas cualidades.

Ya vemos que no es fácil tener un buen liderazgo en las empresas. Requiere de trabajo, conocimiento y algo de cualidades innatas. Incluso suele ser un puesto criticado porque cada uno tiene su criterio. También hay que estar preparado para esas críticas. Pero puede ser una de las tareas más reconfortantes en la empresa. La sensación de buena gestión y llevar al éxito un proyecto es extraordinaria.

Pronto una nueva entrada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A continuación:

Absentismo laboral, un reto para las empresas

Absentismo laboral, un reto para las empresas